Consultor Experto en Centros de Gestión y Análisis de Rebaños Lecheros: Apoyo al Programa de Formato de Desarrollo Lechero, VII Región del Maule

Objetivo general

El objetivo general del Programa de Fomento al Desarrollo lechero VII Región del Maule es incrementar la productividad del sector lechero regional con miras a alcanzar una alta rentabilidad y, con ello, transformarlo en una alternativa dentro de la agricultura regional.

Objetivos específicos

Disminuir la estacionalidad de la producción lechera a nivel predial Mejorar la calidad de la leche cruda Aumentar la productividad por vaca Mejorar la gestión de los rebanos lecheros

Resultados

Los antecedentes que se entregan a continuación, los cuales son producto de un diagnóstico realizado hace un ano en la Región, justifican sobradamente la necesidad, oportunidad y coherencia de la propuesta que se entrega a consideración del FIA, para disponer de un consultor el cual apoyará la formulación definitiva del Programa Regional de Desarrollo Lechero en uno de sus componentes básicos, lo que permitiría mejorar los aspectos productivos y de gestión en uno de los eslabones fundamentales de la industria lechera a nivel regional.o La Séptima Región no tiene plantas industriales procesadoras de leche propiamente tales, aunque sí existe un centro de recepción de leche cruda en Linares, perteneciente a la empresa Soprole. La leche recepcionada en Linares es enviada a la planta de Soprole de Santiago (comuna de San Joaquín). La recepción de la Planta de Linares ha aumentado a una tasa considerablemente superior que la tasa de aumento de la recepción nacional: 612 por ciento y 98 por ciento, respectivamente. Ello sugiere: (i) que la lechería ha tenido un interesante desarrollo en la Región del Maule, desde 1988 en adelante; (ii) que este desarrollo ha operado a partir de un nivel tecnológico inicial inferior al promedio nacional, razón por la cual el impacto ha sido mayor que en el conjunto del subsector lecherooLa infraestructura dispuesta para el rubro lechero en general es nula o muy mínima. En algunos casos la única infraestructura existente es un pilar o vara a la que se amarra la vaca maneada de las extremidades posteriores, para ser ordenada. En otros, se dispone de un brete o manga individual en la que se hace ingresar la vaca para el ordeno, generalmente prescindiendo de las maneas. Para las dos situaciones generalmente no se dispone de techo o piso sólido, ni de lugares para alojamiento (cobertizos), comederos, bebederos, etc. Puede encontrarse algún tipo de galpones que se habilitan en ciertas ocasiones para proteger a los animales, guardar alimento, etc. Según los datos de Valenzuela (1995) solamente el 4,1 por ciento de los productores emplea ordena mecánica y el 6 por ciento dispone de una sala de ordena.o Uso actual de registros en lecherías pequenas. Se podría decir que la totalidad de los pequenos productores no llevan registros de producción, sanidad y reproducción de su masa ganadera y por supuesto tampoco de la gestión predial, lo que indica un alto grado de desconocimiento de la rentabilidad del rubro así como de la evolución de la masa ganadera y de las necesidades en diferentes puntos de la producción. Esto hace difícil el manejo tanto de la explotación en general así como también de los animales.o Infraestructura típica de lecherías de tamano mediano. Todos los productores de este estrato poseen equipos de ordena mecanizada, tanto en salas de ordena como equipos portátiles. Se debe senalar que salvo pocos casos en general la mantención que se les da a los equipos de ordena es deficiente, siendo frecuente encontrarse con sistemas de pulsación defectuosos o mal controlados, pezoneras muy viejas, etc. (Becerra,1993; F. Medina, comunicación personal).o Manejo reproductivo en lecherías de tamano mediano. En general el manejo~ clínico de la reproducción es abordado en forma relativamente adecuada, ya que prácticamente el 100 por ciento de los productores recibe asesoría veterinaria (Becerra, 1993). No así el manejo reproductivo desde el punto de vista de la alimentación. Es así como se observan problemas en el primer encaste, el que se realiza frecuentemente a los 24 o más meses de edad, como resultado del descuido alimenticio y nutricional del ganado.o Uso de registros en lecherías de tamano mediano. En general los productores IIevan algún tipo de registro, encontrándose que el 100 por ciento lleva registros de producción diaria, control reproductivo y sanitario (Becerra, 1993). Se debe senalar que en general los registros que se llevan por animal son incompletos y el productor no les dá el uso