Expertos UdeC entregan algunas técnicas para la conservación de los suelos agrícolas

En el marco del Día de la Conservación del Suelo, que se celebró ayer 07 de julio, investigadores de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Concepción se refieren a la importancia de proteger los suelos de cultivo, resaltando las múltiples funciones ecosistémicas que éstos poseen.

08-jul-2021

Fuente: Simfruit

Desarrollar un trabajo sostenible y eficaz en el tiempo es la base para conservar y gestionar de manera pertinente los suelos agrícolas, de acuerdo a lo expresado por académicos del Departamento de Suelos y Recursos Naturales de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Concepción, quienes concuerdan en que las prácticas agrícolas generan un impacto significativo en la biota del suelo.

En este sentido, la académica, Dra. Analí Rosas destaca que los suelos desempeñan un papel determinante para la seguridad alimentaria y el cambio climático. "De hecho, después de los océanos, los suelos son los más grandes reservorios de carbono, por lo que pueden contribuir a reducir significativamente la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera", precisó la experta.

Por su parte, la académica, Dra. Cristina Muñoz agregó que para comprender la importancia de la conservación de los suelos, se debe poner énfasis en las múltiples funciones ecosistémicas que éstos poseen, como ser sustento de la vegetación y vida animal, biodiversidad de microorganismos, regulación de la calidad del agua, filtro de contaminantes y regulador del clima. "El uso inadecuado o la sobreexplotación de los suelos ha causado una dramática pérdida de la calidad de éstos, considerándose que una importante proporción de los suelos a nivel nacional se encuentran en algún grado de degradación y esto significa no solo la pérdida de su potencial productivo, sino que también de problemas ambientales, económicos y sociales".

La Dra. Muñoz explicó también que actualmente los suelos del mundo han sido considerados por el IPCC (Panel Intergubernamental de Cambio Climático) como un agente mitigador del cambio climático, "al actuar como secuestrador de carbono atmosférico y retenedor de gases de efecto invernadero, por lo que su preservación y restauración significarían un avance importante en la mitigación del cambio climático. Entre las acciones concretas que ayudarían en este sentido, destaca la acumulación de carbono o materia orgánica en los suelos, generando diversos cambios positivos en los suelos, tales como una mayor capacidad para retener humedad, formación de agregados de suelo, y aumento del contenido de nutrientes, entre otros".

Para el académico, Dr. Mauricio Shoebitz, también del Departamento de Suelos y Recursos Naturales, de la Facultad de Agronomía de la UdeC, la biodiversidad de los suelos es una pieza clave para sustentar la fertilidad natural de estos y la productividad de los cultivos. "El suelo contiene un 25% de la biodiversidad de macro y microorganismos del planeta por ello conservarla es relevante para sustentar la alimentación de las futuras generaciones. Es primordial destacar que los procesos de erosión (ocasionada por viento y agua) provocan una pérdida irreparable de los primeros centímetros de suelo, y es allí donde se concentra principalmente la biomasa microbiana y la fertilidad de los suelos".

TÉCNICAS DE CONSERVACIÓN

Los expertos indican que, "algunas técnicas para la conservación y/o restauración de los suelos lo constituyen las aplicaciones de enmiendas orgánicas a los suelos (frescas, semiestabilizadas o estabilizadas); donde la utilización de los residuos de cosecha, poda, estiércol de ganado y otros materiales orgánicos son fundamentales para que los productores puedan elaborar en el mismo predio sus enmiendas y así reutilizar sus residuos en su sistema productivo. Lo que en conjunto con sistemas de labranza con la mínima intervención del suelo, tales como mínima labor o cero labranza también permiten que los procesos biológicos de los suelos se restituyan, favoreciendo la acumulación de carbono orgánico en los suelos", explicó la Dra. Cristina Muñoz, quién también agregó que la mantención de cubierta vegetal permanente del suelo permite evitar la erosión; "la rotación de cultivos y el uso eficiente de fertilizantes y agua de riego permitirán tener un sistema productivo más sustentable que garantizará la productividad y la calidad de los suelos para futuras generaciones".

Finalmente y en este contexto el Dr. Mauricio Schoebitz es enfático en destacar que también se debe considerar la formación de nuevos profesionales del área con orientación a esta realidad que se vive a nivel mundial.

"Como Facultad de Agronomía a través del Departamento de Suelos y Recursos Naturales en Chillán y en Concepción estamos desarrollando proyectos de investigación, asignaturas de especialización y tesis tanto a nivel de pre como postgrado. Se está trabajando en áreas de desarrollo de biofertilizantes basados en microorganismos del suelo, intercropping para reducir el aporte de fertilizantes nitrogenados y fosforados al suelo y fertilizantes de lenta liberación basados en biopolímeros; además del monitoreo de las emisiones de gases de efecto invernadero desde los suelos agrícolas e investigar medidas de mitigación. Todas estas líneas de estudio tienen como objetivo central la producción de alimentos con una menor aplicación de fertilizantes de manera de reducir la emisión de gases de efecto invernadero", cerró.

Catalogación

Ver más sobre: Bío Bío


Relacionados

Columna de opinión

Microplásticos en suelos agrícolas

Fecha: 05-ago-2021

Columna de opinión

Patrimonio agroalimentario y agroindustria

Fecha: 28-may-2021

Boletines

Mayo de 2021

Reporte N°46 de Almendros y Nueces en Chile, mayo 2021

Fecha: 03-may-2021