Selección e Incorporación de Material Genético Resistente a Varroa destructor como medio para Desarrollar una Apicultura Limpia

Objetivo general

1) El objetivo general del proyecto es seleccionar o incorporar abejas de genética resistente y/o tolerante a Varroa, para producción de mieles de exportación.2) Introducir abejas reinas con resistencia o tolerancia a Varroa en apiarios de la VIII región con fines de exportación de miel.

Objetivos específicos

Seleccionarabejasresistentes a Varroa a partir de colmenas locales basado en características como Comportamiento Grooming, comportamiento higiénico,duración del período de operculado de cría de obreras, zánganos y/o reina, ycomportamiento supresor de la reproducción del ácaro en celdillas de obreras. ; Mejorar el material genético local en relación a resistencia y tolerancia a Varroa,mediante la incorporación de material genético desde países donde se ha hecho mejoramiento genético para estas características.; Difundir los resultadosmediante la entrega de abejas reinas resistentes a Varroa en apiarios de apicultores asociados y beneficiarios del proyecto.

Resultados

Las perspectivas económicas del rubro apícola para los productores nacionales estará determinada por la permanencia en el mercado internacional de la miel, Las características de olor, textura, cualidades organolépticas y químicas de nuestras mieles son consideradas muy buenas siempre y cuando éstas sean libres de residuos químicos no permitidos. La condición de calidad se ha visto amenazada debido a los problemas sanitarios cada vez más recurrentes en las abejas, por la forma que los productores han enfrentado dichos controles y, por otro lado, el efecto de resistencia que han adoptado la plaga a los tratamientos. Esto ha provocando que las dosis de los productos usados en los tratamientos ya no surgen efectos deseados por lo que han tenido que aumentar las dosis del ingrediente activo, con las consecuencias de mayores posibilidades de concentrar residuos químicos. La producción de miel en Chile es baja con respecto al mercado internacional y están determinada por el adecuado manejo de las variables productivas, cuyos costos se han incrementado debido a los altos valores de los insumos sanitarios y a la alta mortalidad o reducción de las poblaciones de abejas dentro los apiarios por lo que hace que los apicultores se enfrenten a un mercado cada vez más competitivo. La adopción de tecnologías que perduren en el tiempo y que realmente resuelvan los problemas productivos apícola es una alternativa económica a largo plazo.El problema sanitario principal (excl.Loque Americano de reciente introducción) que tienen que enfrentar los apicultores chilenos es el ácaro Varroa (Varroa jacobsoni Oudemans, ahora denominado Varroa destructor), cuya aparición en nuestro territorio nacional se reconoce oficialmente a partir de 1992. Este ácaro ha provocado drásticas consecuencias productivas a todas las explotaciones apícolas. Desde entonces, se han tomado medidas de control para tratarse con diferentes productos organo sintéticos, como por ejemplo : Perizin, Apistán, Mavrik, Bayvarol, y otros. Sin embargo, el elevado costo de los acaricidas, el mal uso y abuso de los distintos productos alternativos más económicos, ha causado que el ácaro ha generado resistencia y/o tolerancia a dichos productos, debiéndose incrementar las dosificaciones originales, con lo cual ha acarreado problemas de residuos en el producto final, como es la miel y cera además de no alcanzar un adecuado control del parásito, por lo que las mortandades y bajas productivas aún están latentes. El ataque del ácaro además de su acción directa ha bajado las defensas de las abejas y las ha expuesto a patologías asociadas y acentuación de otras latentes, como Nosemosis (Nosema apis Zander), Cría Yesificada (Ascosphaera apis) y ciertos síndromes o anomalías virales (alas filiformes, cría ensacada), provocando grandes pérdidas de los potenciales productivos de las familias.Debido a la recurrente advertencia que hacen los exportadores de miel por las consecuencias devastadoras que acarreará al prestigio nacional de mieles chilenas en el mercado internacional, muchos han tendido al uso de productos orgánicos para evitar dejar residuos químicos. La adopción de esta tecnología o práctica en forma generalizada no ha dado una respuesta aceptable sobre el control de Varroa, provocando de igual forma alta mortalidad y pérdidas productivas en las colmenas, sumado además que se requiere más trabajo con costos más elevados que el uso de productos de síntesis química. Una de las explicaciones a este fenómeno de la ineficacias de estos productos naturales es que su forma de acción depende de las condiciones ambientales. Los climas locales no son similares dentro de nuestro territorio y los resultados han sido muy diferentes. Los efectos provocados sobre Varroa por la gran mayoría de los productos orgánicos recomendados dependen de la temperatura ambiental diurna y nocturna, dosificación, continuidad de tratamiento, tamano de las poblaciones de obreras de