Incorporación de herramientas innovadoras, de gestión agrícola, sustentabilidad ambiental y modelo de negocio para la modernización de la Cooperativa Vitivinícola Loncomilla Ltda.

Objetivo general

Desarrollar una estrategia diferenciadora que permita integrar grupos etarios más jóvenes al circuito productivo, incorporando nuevas e innovadoras tecnologías en sanidad vegetal, gestión agrícola y rescatar en términos culturales, productivos y comerciales a la variedad país.

Objetivos específicos

Incorporar e involucrar a grupos etarios más jóvenes a través de la transferencia de tecnologías virtuales para equipamientos móviles y estacionarios.Mejorar el manejo sanitario de los suelos y huertos por medio de tecnologías innovadoras y sustentables.Rescatar, en términos culturales, productivos y comerciales la variedad país, ampliamente presente en los vinedos de los cooperados.

Resultados

La Región del Maule es el corazón vitícola de Chile, domina la producción nacional de vino, con 4,2 millones de hl y 170 bodegas, tiene la mayor área plantada de uvas, con una superficie de vides plantadas de 50.574 hectáreas en 5.396 propiedades. La producción ha crecido más rápidamente en la región que a nivel nacional, pero los precios de los vinos del Maule han disminuido en anos recientes. La región exporta solamente un 16% del total. La producción de vino en el Maule genera aproximadamente 67 mil empleos, siendo una importante fuente laboral.La producción de vino en la región del Maule está presente en todas sus provincias, principalmente en Curicó, Talca y Linares, en esta última un gran volumen es producido en las comunas de San Javier y Villa Alegre. Según el modelo de negocio utilizado, podríamos decir que existen siete grupos de empresas. En un primer grupo se clasifican los Holding empresariales y en el segundo a las cooperativas vitivinícolas, ambos representando dos modelos distintos de asociatividad. Por otro lado, se reconoce a las empresas tradicionales, que en general son grandes companías familiares de capitales nacionales. En un cuarto y quinto grupo se clasifican las nuevas empresas vitivinícolas, por un lado las grandes y por otro las pequenas y medianas, ambas de capitales nacionales. En una sexta categoría se agrupa a las vinas de capitales extranjeros que han establecido sus negocios en Chile, a través de filiales. Finalmente, en un séptimo y último grupo, se clasificaron las empresas nacionales que desarrollan Joint Venture con empresas extranjeras. En todos los casos, la gran mayoría de los capitales de la cadena vitivinícola son de origen nacional. Aproximadamente el 50% del volumen del total de vino producido en Chile proviene de vendimias de pequenos productores, quienes en gran parte se han agrupado en cooperativas o sociedades para comercializar y exportar su vino, y una menor parte comercializa su uva de forma individual.Las cooperativas han permitido que sus cooperados y socios puedan adquirir insumos a un menor costo dado a que se negocian en conjunto, volúmenes mayores obteniendo precios más reducidos, sumado a otros beneficios económicos y sociales que reciben de éstas. Sin embargo, siguen existiendo brechas a nivel de predio que caracterizan a éste grupo de pequenos productores. Dentro de estos, están el rango etario de sus actores, que en su gran mayoría son mayores de 65 anos, baja incorporación de mujeres en sus sistemas productivos, cargos administrativos y gerenciales, y bajo uso de tecnologías a nivel predial y de gestión. Mayoritariamente la falta de tecnología se explica por la falta de capacidad tecnológica y confianza de los mismos productores. Por esta razón es de suma importancia incentivar a que los grupos etarios más jóvenes se incorporen al sistema productivo, ya que ellos si son atraídos por las nuevas tecnologías y se adecuan muy bien a ella.Gran parte de la producción de estos pequenos productores, pertenecientes a la Agricultura Familiar Campesina, poseen uva vinífera variedad País. Sin embargo, no se ha reconocido de forma cultural y comercial, el potencial enológico de ésta variedad. Por esta razón, es que se hace imprescindible, rescatar comercialmente esta variedad que nos caracteriza como país, variedad que por lo demás entrega vinos de muy buena calidad y con gran potencial comercial. La propuesta espera detener la pérdida sostenida de competitividad del negocio vitícola de los socios - cooperados, a través de la incorporación de tecnología, en los ámbitos de la gestión agrícola y la sustentabilidad ambiental de suelos y material vegetal, y de innovación en el modelo de negocios para posicionar a la variedad país.

Relacionados

2019Pequeña agricultura / pequeña explotación - Producción limpia - Valorización y gestión de residuos

Producción de bioguano de lombriz