Mejoramiento de la eficiencia del control de heladas mediante un sistema de precalentamiento de agua

Objetivo general

Disminuir las pérdidas que sufre la producción frutícola debido a las heladas en Chile, mediante el mejoramiento de la eficiencia de los sistemas de control de heladas complementándolos con precalentadores de agua a biomasa de bajo costo.

Objetivos específicos

Disenar una tecnología nacional para hacer más eficiente los sistemas de control de heladas.Fomentar el reemplazo de energías convencionales por energías no convencionales en el control de heladas.Disenar ensayos experimentales que permitan evaluar la eficiencia de los sistemas de control de heladas.Establecer una zonificación que permita evaluar la efectividad potencial del sistema, así como su justificación técnico-económica, en función de características locales del área de estudio.Realizar actividades participativas y material técnico para la difusión de los resultados del proyecto.

Resultados

Las heladas vienen provocando pérdidas significativas en la hortofruticultura debido a dos factores mayores: La ocupación de suelos con riesgo de heladas debido a la expansión de la actividad yEl cambio que se está observando en el régimen de heladas, donde las heladas polares han aumentado en frecuencia e intensidad, afectando a numerosas especies frutales, particularmente a vides, cerezos, ciruelos, almendros y arándanos.Dentro de las tecnologías de control, para mitigar los efectos catastróficos de este fenómeno climático, solo dos cuentan con el suficiente respaldo científico, avalado por la experiencia:El uso del agua a través de sistemas de aspersiónEl uso de convectores (ventiladores) que impiden la formación de la capa de inversión.El uso del fuego para generar aire caliente, en general no es un método en sí, sino más bien un complemento a otros métodos debido a que el aire caliente es muy difícil de mantener dentro del volumen ocupado por el follaje de las plantas, perdiéndose en pocos segundos por convección, además del costo y las demandas de mano de obra que estos sistemas implican. Los métodos químicos para aumentar la resistencia de los tejidos al congelamiento no han dado los frutos que se esperaban, no habiendo en la actualidad ninguna fórmula que de la suficiente confianza como para ser recomendada.Se hace necesario por lo tanto, tecnificar el uso de los métodos que están en uso, y en los cuales los agricultores han invertido grandes sumas de dinero. Es necesario recordar que no solo la inversión inicial es cuantiosa, sino también la operación de estos, debido a su elevado consumo de energía. Al no haber información confiable sobre la operación de los sistemas de control de heladas, circula entre los agricultores información informal, contradictoria e imprecisa. Es así como el momento de encendido y apagado de los sistemas, las cargas de agua a aplicar así como la información que se requiere para su operación correcta en muchos casos están sujetas a grandes imprecisiones que hacen perder eficacia al control, o que lleva al sobre uso de los sistemas con el consecuente costo asociado.La alta incidencia de heladas polares ha hecho que, en los últimos anos, los sistemas de riego y de ventilación mecánica no hayan alcanzado la protección suficiente, ocurriendo pérdidas significativas de producción a pesar de haberse operado los sistemas de control. Esta situación hace necesario perfeccionar los sistemas de control, otorgándoles mayor capacidad de atenuación del efecto de las heladas. Este proyecto propone mejorar la eficiencia del control a través de la adición de calor usando como vehículo a la propia agua. En el caso del riego por aspersión, el aumento de la temperatura del agua aplicada tiene un efecto directo sobre la capacidad de aportar calor de esta a los tejidos, en el caso del control por convectores mecánicos, se propone combinarlos con microaspersores bajos con agua precalentada mediante intercambiadores de calor de bajo costo a biomasa. La combinación de viento con aspersores a ras de suelo es un método que ya ha comenzado a usarse en USA. El uso de agua precalentada no solo contribuye a prevenir el enfriamiento de los tejidos, sino que puede elevar en varios puntos la temperatura del punto de rocío en el aire circundante al huerto, lo que tiene una decisiva influencia atenuadora del dano por helada pues retarda el enfriamiento de los tejidos. La experiencia se hará en un predio que cuenta con sistemas de control basados en aspersión y viento: Los Pretiles en la precordillera de la región del Maule (Los Niches).

Relacionados

2019Asociatividad - Extensión y difusión tecnológica - Manejo sustentable y uso eficiente de recursos naturales y cuencas - Pequeña agricultura / pequeña explotación

Gira de Captura de Transferencia Tecnológica e Intercambio de Experiencias para Pequeños Agricultores de PRODESAL de Isla de Maipo

2019Descontaminación - Eficiencia energética - Energías renovables no convencionales - Manejo sustentable y uso eficiente de recursos naturales y cuencas

Solución innovadora para la valorización de residuos de la industria de aceite de oliva: Desarrollo de carbones activados y biocombustible