Consorcio ovino

Objetivo general

Visión: Impulsar una ganadería ovina nacional rentable, que contribuya a desarrollar una ruralidad próspera, socialmente viable y ambientalmente sustentable.Misión: Proveer a los integrantes de la cadena productiva la tecnología y las capacidades pertinentes para ofrecer de forma rentable y sostenible el volumen y la calidad exigidos en productos ovinos de alta demanda en el mercado internacional y doméstico.Objetivo: Asociar empresas, universidades y el INIA para integrar los recursos pertinentes para adecuar y desarrollar recursos humanos, capacidades técnicas, nuevas tecnologías, prácticas de manejo y estrategias de marketing. Esto debe aumentar la productividad y las ganancias del rubro al generar productos más valiosos, que cumplan las expectativas de la comunidad nacional e internacional en términos de bienestar animal, uso de los recursos y seguridad alimentaria. El componente estratégico prioritario es el cordero, pero conservando el concepto de producción integral al optimizar las ganancias por lana, animales adultos y subproductos.

Objetivos específicos

Desarrollar sistemas de producción locales que en siete anos permitan aumentar de manera sostenida la productividad y la competitividad de la ganadería ovina para el mercado de exportación y doméstico.Los temas estratégicos centrales son el aumento de la masa, la supervivencia perinatal de corderos, el manejo nutricional de las hembras y el mejoramiento de praderas.;Establecer vínculos permanentes entre productores, plantas procesadoras e instituciones técnicas que hagan accesible y viable la formación e inserción de recursos humanos calificados en todos los estamentos laborales y la implementación pertinente para el desarrollo de capacidades locales.;Proponer una estructura permanente y participativa de comunicación e información entre ganaderos, frigoríficos e instituciones, con una red de unidades demostrativas que exhiban propuestas técnicas en escalas reales, valoradas económicamente y adecuadas a las posibilidades locales.

Resultados

El presente plan estratégico del consorcio ovino 2007-2012 entrega los grandes temas y lineamientos de desarrollo estratégico para el rubro ovino en el mediano y largo plazo, enmarcándose en un primer periodo de trabajo de 5 anos.Esta iniciativa da respuesta a un anhelo de un rubro, que a través de la asociatividad pública-privada, busca dar vida a una institución que potencie el desarrollo del que ha sido considerado por anos como el pariente pobre de la ganadería, rubro que sin embargo en los últimos anos y, producto de las excelentes condiciones de mercado, los acuerdos comerciales suscritos, e inclusive la dinámica de desarrollo observada gracias a los datos del último censo que muestran un aumento en la masa ovina a nivel país; se vislumbra como una de las promesas de desarrollo para un importante número de productores y superficie agropecuaria actuales, así como para un gran número de productores, empresas e inversionistas que durante los últimos 5 anos han realizado importantes apuestas en este rubro.Ante una demanda internacional de cordero insatisfecha y accesible a través de tratados de comercio surge un aumento de la capacidad procesadora nacional, pero obstaculizado por la escasez de producto. En la zona centro-sur radica el gran potencial de producción futura del país, pero se parte con ganado escaso y de mala calidad, diseminado en una agricultura campesina pobre y desorganizada, que no logra proveer de corderos a la incipiente industria emergente. En la aislada zona austral, con un sistema tradicional agotado, pero con el 60% de la masa del país, habría capacidad empresarial y técnica inicial suficiente para apoyar el desarrollo nacional de una ovejería moderna y estructurada. Esta desarticulación de los integrantes de la cadena productiva de un rubro promisorio justifico la postulación de este consorcio, que se planteó como una estructura que, en la perspectiva de la empresa privada, fomentará la tecnología y las capacidades necesarias para ofrecer de forma rentable y sostenible el volumen y la calidad exigidos en productos ovinos de alta demanda en el mercado internacional y doméstico.Su génesis se remonta al ano 2006 cuando comienza en el país el desarrollo de la herramienta tecnológica denominada consorcios impulsada por la Fundación de Innovación Agraria (FIA), y un significativo número de agentes ligados a la cadena productiva ovina.Los socios iníciales de esta iniciativa agrupaban a trece empresas con representación entre la sexta y duodécima región. Los socios actuales que ya se encuentran constituidos en Consorcio Ovino S.A. son siete, los cuales representan la misma cobertura geográfica inicial y asumieron el hacerse cargo de la misma brecha tecnológica, pues representan a la porción más dinámica de los actores del rubro en los últimos anos y a quienes han realizado y se encuentran realizando una gran parte de la inversión en el rubro ovino a nivel país.Por lo anterior pese a la baja en el número de empresas participantes las cuales se había comprometido hasta el nivel de promesa, las empresas actuales asumieron junto al sector publico el desafío planteado en los objetivos iníciales del consorcio, entregando el esfuerzo extra necesario en cada gran empresa que comienza, pues esa es la apuesta del Consorcio Ovino S.A.Las bases del conocimiento tecnológico para iniciar este fuerte programa de desarrollo nacional, cuyo primer objetivo es aumentar la oferta de corderos con la definición de calidad que estipule la industria, existen. Sin embargo, aunque hay un problema global común, la estrategia de un consorcio ovino necesariamente tiene matices propios en las diferentes regiones, por las características ambientales y el distinto nivel de desarrollo e importancia relativa de la actividad. En investigación adaptativa la principal urgencia en la zona centro-sur es aumentar la masa productiva con la alimentación y los híbridos adecuados; mientras que en la zona