El desafío de producir flores y ornamentales en ambientes de aridez, con restricciones de superficie y eventual uso de agua de mar

Objetivo general

Asegurar la mantención de los pequenos agricultores floristas de la Región frente a la baja disponibilidad de agua.

Objetivos específicos

Determinar la relación entre conductividad eléctrica y la producción en cantidad y calidad de flores de clavel.Determinar el efecto de la conductividad eléctrica en un cultivo de Selliera. Establecer un manejo que permita reducir el efecto de la salinidad a base de aplicaciones altas de calcio en las dos especies.Capacitar a un grupo de asesores y pequenos agricultores sobre el uso de conductivímetro portátil e interpretación de resultados.Estimar la viabilidad económica de la producción de clavel y Selliera, de acuerdo a la evaluación técnica de los objetivos 1, 2 y 3. Analizar en un marco teórico la posibilidad de establecer cultivo en sustrato regados con agua de mar parcialmente desalinizada en claveles y Selliera

Resultados

Problema: el problema corresponde a las pocas alternativas de producción que enfrentan los pequenos agricultores de la zona costera de la V región, provincia de Petorca, debido a una sequía que se extiende por 7 u 8 anos, a que ha habido una disminución dramática de los niveles de los acuíferos subterráneos, que no se recargan con cantidades equivalentes a las extraídas utilizando de este modo aguas fósiles. Esta situación se relaciona con el cambio climático global que había definido como escenario altamente probable un déficit permanente de precipitaciones en Chile central y un incremento en las precipitaciones en zonas inusuales como Antofagasta, por lo cual no es esperable en el corto ni mediano plazo una normalización del régimen hídrico. Este escenario, sumado a inviernos más fríos que en las décadas anteriores, ha hecho imposible mantener los pequenos huertos de paltos que junto a los invernaderos de flores permitían el sustento de la pequena agricultura de valles como La Ligua, Longotoma, Huaquén entre otros. Es así como los agricultores han debido dejar los cultivos frutales o reducirlos fuertemente y concentrar sus esfuerzos productivos en los invernaderos de flores que constituyen una alternativa rentable en sus pequenas superficies y con el agua de la cual disponen. Sin embargo, la aplicación permanente de riegos deficitarios ha ocasionado incrementos en la conductividad eléctrica (salinidad) de los suelos usados en floricultura con el consiguiente riesgo productivo, situación vista también en otros sectores de la Región. La solución que se vislumbra en el mediano plazo es el uso del agua de mar ya sea parcialmente desalinizada o mezclada con agua dulce en sistemas independientes del suelo. Estas metodologías están siendo investigadas e incluso implementadas como unidades piloto en India, Israel y Espana, pero para poder pensar en adecuarlas a la producción de flores en nuestras condiciones es necesario conocer primero la respuesta de las distintas especies frente a salinidades crecientes, evaluar el efecto de contrarrestar la salinidad con uso de calcio, desarrollar sistemas de monitoreo de la CE por pequenos agricultores y asesores de tal modo de implementar medidas paliativas y cuantificar realmente el problema.Los resultados esperados para esta etapa de estudio permitirán saber con qué niveles de salinidad se pueden manejar los cultivos sin perdidas económicas y así en un próximo proyecto definir si sistemas sencillos de desalinización (que no incluyen osmosis inversa) o reemplazo de parte del agua de riego por agua de mar pudieran mantener la floricultura de la zona toda vez que estos valles son cercanos al mar y presentan temperaturas apropiadas para el cultivo de varias especies de flores debido a la presencia de una neblina costera matinal que mitiga las altas temperaturas de verano que son detrimentales en la calidad de muchas especies de flores. Los agricultores beneficiarios de INDAP, PRODESAL o independientes del sector costero de Petorca son unos 250 a 300. Se calcula unos 3000 pequenos agricultores floristas que cuentan con superficies productivas de reducido tamano (menores a una hectárea) en todo el país, razón por la cual no tienen otra alternativa económica que el cultivo de flores que para ellos es altamente rentable, les permite mejorar sus condiciones de vida e insertarse en el desarrollo del país.Se integra al estudio un pasto nativo Selliera rotundifolia que crece en las rompientes de zonas costeras entre la tercera y V Región, que presenta la particularidad de un crecimiento determinado (no requiere corte) permite el pisoteo y que pensamos podría ser una nueva especie para jardines de zonas áridas, esta planta está siendo investigada desde hace dos a tres anos por parte del equipo y su producción podría ser un nuevo rubro para la pequena agricultura al estilo del césped en rollos.

Relacionados

2018Agroquímicos - Buenas prácticas agrícolas - Cambio climático - Control biológico de plagas y enfermedades - Educación / capacitación - Pequeña agricultura / pequeña explotación - Pueblos originarios

Programa de Manejo Integrado de Plagas Biointensivo con productores familiares hortofrutícolas de Rapa Nui