Iniciando el camino hacia el desarrollo de la ganadería en nuestra provincia

Objetivo general

Conocer modelos de gestión de negocio y operación de un Centro de Faenamiento móvil exitoso en nuestro País.

Objetivos específicos

Resultados

En la provincia de El Loa, de acuerdo al censo ganadero de 2007, existe un total de 900 ganaderos, quienes poseen 32.999 cabezas, siendo la crianza de ovinos, camélidos y conejos las que presentan un mayor desarrollo dentro de la provincia. La actividad ganadera es desarrollada principalmente por integrantes de las comunidades indígenas aledanas a Calama, San Pedro de Atacama y Ollagüe. Con el correr del tiempo se ha observado una disminución de la masa ganadera en la provincia y una disminución en el número de ganaderos, puesto que ésta no posee las condiciones que le permitan ser un área de negocio para el sustento familiar, sino más bien está subsistiendo como una actividad cultural, lo que ha generado una migración de los ganaderos y sus familias a las urbes más cercanas en búsqueda de trabajo que les permita tener ingresos familiares permanentes. La comercialización de productos y subproductos pecuarios es marginal dentro de la provincia, actualmente los productores sólo venden el animal vivo, puesto que no existen plantas faenadoras autorizadas en el territorio. Entendiendo que la carne posee un mayor valor de venta que un animal vivo, es que se genera principalmente el declive de la actividad ganadera de la provincia, puesto que en la región no existen plantas que permitan faenar las cabezas de ganado existentes en la provincia. Debido a lo anterior, los ganaderos han debido buscar otras fuentes de ingreso, dejando la ganadería como una actividad secundaria, sólo con fines de autoconsumo y de mantención de tradiciones. La disminución de la ganadería en la provincia es un problema de vital importancia para los principales actores del sector, razón por la cual se están realizando los esfuerzos necesarios para instalar un centro de faenamiento que cumpla con los estándares y autorizaciones correspondientes para su funcionamiento en la provincia. Actualmente existe una alta demanda por este servicio, no obstante está insatisfecha, por lo que la planta de faenamiento fomentará la actividad ganadera en la provincia generando encadenamiento productivo dentro de la provincia. Esta situación afecta además a otras actividades, puesto que la disminución de la actividad ganadera ha hecho escasear la cantidad de guano, el cual es muy usado en la región para el enriquecimiento de los suelos desérticos, tanto en la agricultura como en la reforestación.Considerando la problemática y necesidad planteada anteriormente, se requiere la realización de una gira técnica con el fin de mostrar a los potenciales beneficiarios y administradores del centro de faenamiento, los distintos sistemas operativos existentes y sus respectivos modelos de gestión, y así puedan aplicarlos a la realidad local y a las necesidades del sector.

Relacionados

2017Gestión - Manejo productivo - Manejo sustentable y uso eficiente de recursos naturales y cuencas - Pequeña agricultura / pequeña explotación - Riesgo agroclimático

Plan piloto de innovación territorial en la Región del Bío Bío; con miras a la reconstrucción productiva y restauración ecológica post incendios