Sistema biodinámico de producción para berries y cerezo desarrollado en el marco de un modelo comercial de exportación de comercio justo (Fairtrade) en el centro norte de Italia

Objetivo general

El objetivo de esta Gira de Innovación es capturar tecnologías y estrategias para la producción biodinámica de especies frutícolas de importancia económica para la Región de La Araucanía, tales como cerezo, arándano y frambueso. Por otra parte el desarrollo de la presente Gira se orienta a capturar información respecto a la obtención y comercialización de productos hortofrutícolas bajo la categoría Fairtrade (Comercio Justo), apuntando a aumentar en forma significativa el valor de exportación de los mismos en el mercado internacional. Así, el desarrollo de esta Gira de Innovación sustentará y sentará las bases para la postulación futura a proyectos I +D+i orientados a mejorar la capacidad y calidad productiva de los fruticultores (pequeños y medianos) de la región.

Objetivos específicos

Resultados

En la década de los anos 80 el estado chileno, ante una necesidad geopolítica, impulsó el desarrollo frutícola en la zona centro-sur. Así, las 700 ha destinadas a la exportación de fruta de La Araucanía, 30 anos después superaron las 25.000 ha, posicionando a esta macro-región como la de mayor proyección para frutales caducifolios, especialmente de aquellos con alto requerimiento de frío tales como el cerezo, arándanos y frambuesos, entre otros. Actualmente, el cerezo y arándano ocupan superficies de 16.932 y 14.506 ha en Chile, con 2.000 y 6.000 mil ha concentradas en la zona sur. El aumento de la superficie frutícola en la macro-región sur deberá estar asociado a la implementación de estrategias de producción que aseguren el uso eficiente de los recursos y una mayor tolerancia de las especies a condiciones de estrés biótico y abiótico, características de la Región de La Araucanía. Las especies abordadas en la ejecución de la presente Gira de innovación son el arándano y cerezo, debido a su importancia y fuerte crecimiento en La Araucanía como especies frescas para la exportación hacia Estados Unidos, Europa y China; y el frambueso, especie que ha experimentado un claro destino hacia el mercado agroindustrial del IQF en Europa y USA. Es importante destacar que todos estos mercados hoy en día han evidenciado una clara y creciente preocupación por la inocuidad de los productos agrícolas, el cuidado medioambiental y la responsabilidad social para con los trabajadores durante el proceso productivo y de comercialización. Información generada recientemente por el SAG (2007) y la Corporación Nacional de Consumidores (CONADECUS, 2008), revelan una alarmante presencia de trazas de pesticidas y del contenido de nitratos en frutos en nuestro país. Este informe concluyó que el 63% de las frutas y hortalizas que se consumen en Chile contienen residuos de pesticidas peligrosos, siendo estos de hasta un 300% superior al umbral establecido por la norma chilena. En este contexto, diversos estudios han demostrado que la falta de inocuidad en los alimentos de consumo fresco puede causar enfermedades crónicas y cuadros carcinogénicos en humanos. Además, el uso indiscriminado de pesticidas en la producción de especies hortofrutícolas nacionales para mercado interno y exportación, ha provocado un impacto negativo en los agroecosistemas productivos locales. En este sentido, prácticas como el fuerte uso de cargas de pesticidas en los cultivos hortofrutícolas, el uso indiscriminado de fertilizantes sintéticos, resultan hoy en una limitante para nuestros productores del sur de Chile y de La Araucanía en particular. Es importante mencionar que el incremento del costo de la Energía, la baja tasa de cambio de divisas, junto a la escasa disponibilidad de mano de obra, han puesto bajo amenaza la rentabilidad de la producción de fruta en Chile. Por lo tanto, actualmente el país requiere de inversiones gubernamentales o privadas orientadas a mejorar la calidad de la fruta y fomentar la implementación de tecnologías y estrategias sostenibles de producción con el fin de garantizar la viabilidad de la industria de la fruta en áreas geografías en expansión del rubro, tales como el centro-sur de Chile. La producción de alimentos hortofrutícolas con la categoría de 'Biodinámicos' y 'Comercio Justo', se convierte en una atractiva oportunidad para los productores y empresarios frutícolas de la región de La Araucanía, lo cual puede diferenciar los productos de la región de la competencia de otras zonas del país, ofreciendo alimentos sin contaminantes químicos, trazables, así como ambiental- y socialmente sustentables. La Agricultura Biodinámica fue desarrollada por el filósofo Rudolf Steiner (1861-1925) y, a diferencia de la Agricultura Orgánica, se basa en el concepto de que la tierra, las plantas, los animales y el hombre trabajan conjuntamente como un organismo agrícola. En 1924, un grupo de agricultores preocupados por el futuro de su activ

Relacionados

2019Asociatividad - Comercialización y Marketing - Patrimonio agroalimentario - Pequeña agricultura / pequeña explotación - Sustentabilidad

Recorriendo la agroecología innovadora del centro - sur de Chile; prospección y captura de valor para fortalecer la pequeña agricultura de la VI Región