Diseño e Implementación de Buenas Prácticas Agrícolas en Cultivos Hortícolas para la Región de Antofagasta

Objetivo general

Generar las bases técnicas para desarrollar e implementar sistemas agrícolas bajo condiciones de producción limpia, para los principales cultivos de la Región de Antofagasta, con el propósito de producir alimentos inocuos, a través de la generación de tecnologías de manejo integrado de plagas y buen uso y manejo de plaguicidas, contribuyendo de esta forma a reducir los residuos de pesticidas en las hortalizas de la zona a niveles que no afecten la salud de la población.

Objetivos específicos

Establecer la línea base de manejo de cultivos, calidad de aguas, suelos y estructuras vegetales comestibles, respecto de nutrientes (N, P), residuos de plaguicidas, y coliformes fecales, según correspond Desarrollar protocolos y normas de manejo basados en el concepto de producción limpia, para la fertilización y el control de las plagas y/o enfermedades más importante en las principales hortalizas cultivadas en la Región de Antofagast Validar y transferir los protocolos de producción limpia de hortalizas para los principales cultivos de la región de Antofagast Capacitar en buenas prácticas de uso y manejo de plaguicidas a los agricultores y aplicadores de la zon

Resultados

La Región de Antofagasta es una de las zonas más áridas del mundo, con gran escasez de recursos hídricos; donde sin embargo existe una agricultura ancestral, que ha logrado subsistir desde la época precolombina hasta nuestra fecha. Sin embargo, las tecnologías agrícolas no han tenido grandes variaciones en las últimas décadas, continuando con sistemas de riego por terrazas y cultivo manual de la tierra, incorporando sin mayor instrucción ni validación científica, control químico de plagas, fertilizantes y utilización de nuevas semillas.Debido a la falta de Universidades o Institutos que realicen investigación y transferencia de tecnologías agrícolas, los agricultores han ido incorporando las tecnologías nuevas sin mayor respaldo que sus propias experiencias en el tema o siguiendo el consejo de asesores que vienen principalmente de otras regiones. Lo anterior, es realmente peligroso en cuanto al control químico de plagas. En efecto, se ha constatado un deficiente uso y manejo de plaguicidas, sin tomar los resguardos necesarios de protección personal, dosificación y disposición de los plaguicidas, con el consiguiente riesgo para la salud y medioambiente que ello conlleva. Además, se verifica el uso de unos pocos plaguicidas, normalmente los más baratos, de amplio espectro y clasificados en las categorías de mayor peligrosidad para la salud humana y el ambiente, los que son usados en altas dosis, probablemente debido a la resistencia que han ido adquiriendo las plagas.Por tal motivo, este proyecto busca estudiar, validar y transferir tecnologías adecuadas de manejo y control de plagas, que incluyan los conceptos de manejo integrado de plagas y enfermedades (MIPE), para bajar los índices de aplicación de plaguicidas y/o utilizar los más selectivos y menos tóxicos; además de preparar a través de cursos específicos a los aplicadores para que manejen estos productos peligrosos minimizando los riesgos de seguridad personal y ambiental.

Relacionados

2018Agroquímicos - Buenas prácticas agrícolas - Cambio climático - Control biológico de plagas y enfermedades - Educación / capacitación - Pequeña agricultura / pequeña explotación - Pueblos originarios

Programa de Manejo Integrado de Plagas Biointensivo con productores familiares hortofrutícolas de Rapa Nui

2018Cambio climático - Manejo productivo - Pequeña agricultura / pequeña explotación - Riego y drenaje

Evaluación técnico económica de estrategias sostenibles para la producción de cultivos regados con agua salina