Innovación en cultivo de alfalfa en el desierto, Región de Antofagasta

Innovación en cultivo de alfalfa en el desierto

Objetivo general

Disenar e implementar parcelas experimentales de cultivo de alfalfa en el desierto, que en su totalidad sumen 3 hectáreas de superficie en cada localidad, aplicando mejoras en el diseno y tecnificado los sistema de riego existentes, mejorando el manejo agronómico del cultivo (siembra, labores culturales, cosecha y postcosecha), evaluación de germoplasma y procesos de conservación del forraje, utilizando energías renovables no convencionales, en las comunidades de Socaire y Talabre, comuna de San Pedro de Atacama, y Quillagua, comuna de María Elena, región de Antofagasta.

Objetivos específicos

Evaluar y seleccionar predios y sistemas de regadío tecnificadopara la instalación de parcelas experimentales de producción de alfalfa en las comunidades de Socaire, Talabre y Quillagua (Fase , para completar 3 hectáreas en cada una de las localidades, en unidades más pequenas según situación de agricultores.; Ejecutar los ensayos, Registrar y Monitorear el manejo agronómico experimental de siembra y cosecha de alfalfa en las parcelas experimentales en las 3 comunidades (Fase .; Analizar, seleccionar y aplicar técnicas diferentes de procesos de conservación y almacenamiento de la alfalfa cosechada en las 3 comunidades (Fase ;.; Difundir y transferir a agricultores, profesionales, alumnos y/o emprendedores de la región, tecnologías y buenas prácticas en los procesos de cultivo tecnificado y conservación de alfalfa (Fase ;.; Transferir y acompanar organizacionalmente a los beneficiarios del proyectola infraestructura, maquinarias, equipos, herramientas e insumos adquiridos, como unidad económica productiva sustentabl;

Resultados

Dentro del Sistema Productivo Agropecuario de la Región de Antofagasta, el tema de la existencia de forraje de alimentación animal, siempre ha sido un tema relevante, es así como dada la alta productividad de forraje de buen valor nutritivo, la alfalfa es considerada una de las mejores fuentes de alimentación para el ganado y ha generado un creciente interés por parte de los agricultores por establecerla en sus planes de explotación predial.Estudios realizados sobre su adaptación en diferentes zonas del país, permiten senalar que la alfalfa es una excelente especie forrajera para una amplia gama de suelos, incluyendo los de riego de las zonas áridas del norte de Chile.Para la economía agraria de la región de Antofagasta la producción de alfalfa siempre ha tenido un rol fundamental, existiendo conocimientos, usos e interés económico en torno a ella. Sin embargo, pese a los importantes adelantos que se aplican en otras partes del mundo para mejorar la producción de este forraje, los pequenos agricultores y ganaderos de esta región siguen aplicando métodos tradicionales y rudimentarios, los cuales son bastante ineficientes, como riego por inundación y procesos manuales en las diferentes etapas de producción.Por ello existe gran interés y necesidad por conocer e implementar métodos más modernos y eficientes para la producción de alfalfa, sobre todo en riego y que se apliquen específicamente a zonas áridas o desérticas, lo que hoy resulta más urgente debido al grave déficit hídrico que ha generado por sucesivas temporadas de escasez de forraje, que han reducido la productividad de la actividad ganadera regional.Considerando esta necesidad regional, el objetivo del proyecto es disenar e implementar parcelas experimentales de cultivo de alfalfa en el desierto, que en la suma den 3 hectáreas de superficie en cada una de las localidades en estudio, aplicando sistemas de riego tecnificado, manejo agronómico de siembra y cosecha, evaluación de germoplasmas y métodos de conservación, utilizando energías renovables fotovoltaica, en las comunidades de Socaire y Talabre, ambas de la comuna de San Pedro de Atacama, y Quillagua, de la comuna de María Elena.El proyecto consta de dos fases, una primera enfocada al establecimiento de la pradera y la evaluación de germoplasma de alfalfa, y otra segunda centrada en agregación de valor al forraje mediante técnicas de procesos de conservación. Para definir la realización de la segunda fase, se ha determinado como hito la identificación de las mejores variedades de germoplasma para la conservación de la alfalfa, en la localidad que así lo amerite.Los objetivos específicos de cada fase serán, entonces: Fase 1:- Evaluar y seleccionar predios y sistemas de regadío tecnificado para la instalación de parcelas experimentales de producción de alfalfa en las comunidades de Socaire, Talabre y Quillagua.- Registrar y monitorear el manejo agronómico experimental de siembra y cosecha de alfalfa, evaluando los distintos germoplasmas utilizados.- Difundir y transferir a agricultores y/o emprendedores de la región tecnologías y buenas prácticas en los procesos de cultivo tecnificado de la alfalfa.Fase 2:- Analizar, seleccionar y aplicar métodos diferentes de conservación de la alfalfa cosechada.- Registrar y monitorear las distintas técnicas de post cosecha y conservación de alfalfa.- Difundir y transferir a agricultores y/o emprendedores de la región tecnologías y buenas prácticas en los procesos de conservación de alfalfa.El proyecto es de carácter intensivo en innovación de procesos, lo que permitirá mejorar la calidad de la existencia de forrajes en la región y por consiguiente producción de alfalfa, propiciando un aumento del valor agregado al forraje desde el punto de su conservación, almacenamiento y valor nutritivo. (Innovación de productos).

Relacionados

2017Artesanía / producto artesanal - Pequeña agricultura / pequeña explotación

Fortaleciendo a las tejedoras de lana de Cardenal Caro.