Bandejas absorbentes a partir de compositos espumados en base a almidón/rellenos inorgánicos para el envasado de productos avícolas

Objetivo general

Desarrollar bandejas absorbentes a partir de compositos espumados en base a almidón/rellenos inorgánicos para el empaque de carne de ave, considerando requerimientos de diseño, técnicos y económicos.

Objetivos específicos

Optimizar el proceso de extracción del almidón de papPreparar y caracterizar compositos en base a almidón de papa y rellenos inorgánicos a escala de laboratorio.Optimizar las variables del proceso de extrusión para la obtención del compositos en base a almidón y rellenos inorgánicos a escala piloto.Optimizar las variables del proceso de extrusióntermoformado para la producción de bandejas absorbentes a escala piloto.Evaluar la bandeja absorbente con el producto avícola faenado.Realizar ensayos demostrativos a escala industrial en condiciones reales de uso.Solicitar patente de invención y transferir la tecnología al sector industrial.Evaluar la factibilidad técnicoeconómica de la producción de bandejas absorbentes a partir de almidón y rellenos inorgánicos.

Resultados

La comercialización de carne de ave faenada se ve afectada por la pérdida de peso por goteo y la proliferación bacteriana de patógenos que ocasionan el deterioro de la carne (cambios en el aroma, apariencia, textura y variación en el pH). La pérdida de peso por goteo y el deterioro disminuyen la vida útil de la carne de ave, por consiguiente disminuyen la rentabilidad económica de este producto. Una de las vías utilizadas para regular la pérdida de peso es el uso de bandejas absorbentes fabricadas a partir de poliestireno expandido (PSE). Sin embargo, el PSE presenta serios inconvenientes ambientales y de salubridad. El PSE no es biodegradable y su fabricación y transformación requieren de altos costos energéticos y el empleo de gases nocivos tales como butano y pentano. Los bioplásticos espumados se posicionan como materiales sustitutos, en especial aquéllos elaborados en base a almidón. Desafortunadamente, estos bioplásticos no se fabrican en el país y los costos asociados al transporte hacen inviable su entrada en el mercado nacional. Además, las propiedades mecánicas de los materiales espumados biodegradables en base a almidón, que actualmente se comercializan, son susceptibles a la humedad, por lo que no son adecuados en el envasado de alimentos con alta actividad de agua.La solución para superar esta limitante es el desarrollo de compositos poliméricos, donde la matriz (almidón) es reforzada y funcionalizada con partículas inorgánicas. Para ello, se utilizará almidón extraído del descarte de la producción de papa nacional. El descarte de papa (aprox. 15% de la producción) se destina a la alimentación animal, a un precio de compra que afecta los intereses de los agricultores. Esta situación plantea, de manera inopinada, una alternativa propicia para beneficiar a dos sectores de producción primaria: la avícola que contará con un empaque biodegradable, absorbente y funcional para comercializar sus productos faenados, y los cultivos de papa, cuyos agricultores tendrán otra alternativa para comercializar las papas de descarte de su producción. La ingente cantidad de papa de desecho y residuos de papa provenientes de la industria de alimentos proporcionarían una fuente de almidón de bajo costo.El objetivo es desarrollar bandejas absorbentes a partir de compositos espumados en base a almidón y partículas inorgánicas. La formulación de este material considerará la incorporación de TiO2, carbón activado, ZnO y arcilla como rellenos; y aditivos plastificantes, lo que permitirá la adecuada procesabilidad del material y cumplimiento de los requerimientos técnicos. Los resultados que espera alcanzar este proyecto es obtener bandejas absorbentes espumadas con propiedades mecánicas y de barrera al agua mejoradas, que permitan su buen desempeno en condiciones reales de uso (presión durante el wrapping o recubrimiento con films y refrigeración), minimicen la proliferación microbiana y absorban olores indeseables.Esta iniciativa innovadora y pionera en el país proporcionará una alternativa al envasado de productos avícolas faenados, propiciando un mercado competitivo que beneficiará directamente a los productores en términos de costos de producción, logística y mejora de la imagen empresarial al emplear envases biodegradables. Es importante destacar que la innovación y tecnología que generará la presente propuesta orientará futuras estrategias para mejorar el diseno de materiales en la industria del envasado de alimentos. La iniciativa considera una duración de 36 meses, y tiene un costo total de $ 188.683.237 y $150.000.000 son solicitados a FIA.