Desarrollo de dietas específicas para abalones (Haliotis rufescens) en diferentes etapas de crecimiento, basadas en el aprovechamiento de productos del agro y algas marinas

Objetivo general

Desarrollar y comercializar dietas específicas para cada una de las etapas de desarrollo de la especie Haliotis rufescens, basadas en el aprovechamiento de productos del agro y algas marinas

Objetivos específicos

Desarrollar dietas para abalones que cumplan con los requerimientos nutricionales y de palatabilidad, para cada una de las tres etapas de crecimiento en cultivo. Obtener dietas costo eficientes y de prolongada durabilidad bajo el agua, para obtener un producto competitivo y atractivo para la industria abaloner Validar económica y técnicamente la eficiencia de las dietas balanceadas extruidas desarrolladas para abalones respecto de la alimentación con algas. Introducir en el mercado, nacional y/o internacional, muestras de las diferentes dietas desarrolladas a una escala piloto comercial. Difundir en la industria abalonera los atributos de los alimentos concentrados obtenidos, basados en los resultados del proyecto.

Resultados

Los abalones, son moluscos gasterópodos herbívoros, que se cultivan en Chile desde hace más de 20 anos. El cultivo de abalón, inicialmente se comenzó con semillas y adultos importados, luego se planificó producir el ciclo de vida completo en Chile, disminuyendo así el riesgo de ingresar enfermedades asociadas a esta especie (Godoy y Jerez 1998).En Chile, los volúmenes desembarcados de abalón rojo en la última década, muestran una tendencia al alza, alcanzando para el ano 2011 un total de 834 toneladas. (SERNPESCA, 2012). Los estudios de mercado mundial para abalón japonés y californiano confirman que el principal problema radica en las bajas tasas de crecimiento observadas que se asocian fundamentalmente a un problema de alimentación no resuelto. Éste es un tema recurrente dentro de las preocupaciones de los productores, que demandan con insistencia soluciones, especialmente el trabajo en el desarrollo de dietas balanceadas a un menor costo que en la actualidad, dificultades que precisamente busca superar esta iniciativa.Los abalones se alimentan de algas frescas especialmente del genero Macrocystis (huiro), las que tienen una marcada estacionalidad estival, (primavera - verano). Durante el período otono - inverno, el suministro de Macrocystis disminuye notoriamente, por lo que se suple con otras variedades de algas de menor valor nutricional para el abalón. Esta situación, hace que haya gran interés de parte de los cultivadores de abalones por contar con un alimento balanceado eficiente, que les permita cubrir los requerimientos nutricionales de los abalones en cultivo, en las estaciones en que la producción natural de huiro, disminuye. Los desembarques de algas pardas en Chile, han venido incrementándose debido a la exportación y a la producción nacional de alginatos. El desembarque nacional para el ano 2011 fue de 19.400 ton, casi el doble que hace 5 anos (Sernapesca, 2012). El estado ha generado vedas para proteger el recurso, como la dictada en el ano 2008, (decreto supremo Nº 1347) prohibiendo la extracción en el norte del país, desde el 18 de octubre del ano 2008, hasta el 18 de octubre del 2010. Por otra parte, los abalones son de hábitos alimenticios demasiados lentos y erráticos, por lo cual necesitan disponer de alimento en forma permanente, esto implica que el alimento a producir debe cumplir ciertas especificaciones técnicas que van más allá de las necesidades nutricionales y que tienen relación con la capacidad de poder permanecer por varios días en el agua sin perder sus propiedades. Este punto es de vital importancia para lograr un buen desarrollo del ciclo productivo de la especie. En la actualidad, el mayor impedimento para el desarrollo de la industria abalonera, lo constituye la falta de un 'alimento específico' para cada una de las etapas de desarrollo de la especie, que esté disponible, que pueda ser almacenable y manejable de manera constante en el tiempo y que a su vez asegure tasas de crecimiento, sanidad animal y calidad en la carne del producto. Esto fue ratificado por los empresarios abaloneros asistentes al primer Workshop sobre nutrición y alimentación de abalones, organizado por la empresa SeaKelp, en la ciudad de Castro.