Costa Rica se convierte en uno de los pocos países en contar con una Política Nacional de Semillas por la UCR

“El potencial genético, la sanidad y el vigor de la semilla nos va a definir si un cultivo o una actividad agronómica es productiva o no, si va a ser rentable o no, si un agricultor va a salir adelante o no va a salir adelante, todo eso empieza desde la semilla y por eso hay un valor agronómico que debe estar reflejado en una Política Nacional de Semilla”, Dr. Luis Felipe Araúz, ministro de Agricultura y Ganadería.

13-abr-2018

Con el impulso del Centro de Investigaciones en Granos y Semillas (Cigras-UCR), Costa Rica se convierte en uno de los pocos países del mundo en contar con una Política Nacional de Semillas 2017-2030 que beneficiará a los agricultores y contribuirá a la seguridad alimentaria y nutricional del país, además, a la adaptación de la agricultura al cambio climático.
La política define los lineamientos en ocho ejes estratégicos que van desde el desarrollo de variedades vegetales, producción de semillas y aseguramiento de la calidad, extensión agrícola, mercadeo de semillas, desarrollo de empresas semilleristas, importación y exportación, seguridad en semillas, generación y fortalecimiento de capacidades y plataforma legal.

Esta política, declarada de interés público mediante el acuerdo ejecutivo N.º 003-2017-MAG, es un instrumento que permite al gobierno dirigir las leyes y los reglamentos actuales y futuros en esta materia, establece roles y relaciones más claras entre los diferentes actores del sector semillerista nacional.

El Ministro de Agricultura y Ganadería, Dr. Luis Felipe Aráuz Cavallini, explicó que con su ejecución se propone impulsar el sector semillerista con una visión articulada que asegure la provisión y acceso de semilla de alta calidad para consumo interno y exportación, así como propiciar un sistema que regule y fomente la producción y comercio de semillas, con estándares internacionales y variedades vegetales que contribuyan a incrementar la sanidad, productividad y competitividad agropecuaria.

La construcción de la política inició en el 2015 por una iniciativa del Cigras-UCR y de la Oficina Nacional de Semillas y el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) a través de Secretaría Ejecutiva de Planificación Sectorial Agropecuaria (Sepsa) y contó con el apoyo técnico de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

El proceso arrancó con el Seminario "El valor estratégico de las semillas en la agricultura" realizado en la UCR con la participación de 35 personas vinculadas al sector. Por parte del Cigras-UCR participaron la Dra. Adriana Murillo y la Dra. Carolina Porras Martínez.

En total participaron más de 100 actores del sector semillerista incluyendo miembros la academia, diversas instancias del sector público, empresarios, productores agrícolas, entre otros. A lo largo de varios talleres todos ellos tuvieron la oportunidad de plantear sus propuestas, lográndose así un documento consensuado entre los diferentes sectores.
La política fue presentada oficialmente el 4 de abril en la sede del IICA con participantes de todo el sector semillerista nacional. Allí Manuel Otero, director general del IICA calificó el lanzamiento de la política como un hecho pionero y un acto que demuestra la madurez de Costa Rica, ya que existen muy pocos países que han definido un política nacional de semillas como esta.

Por su parte, Walter Quirós, director ejecutivo de la Oficina Nacional de Semillas, considera que la política ayudará al país a definir hacia donde queremos ir en materia de comercio, en materia de mejoramiento genético, en la participación y el rol del sector público y privado, entre otros aspectos relevantes para el sector agropecuario que enfrenta los embates del cambio climático y la necesidad de aumentar la producción de alimentos.

Fuente: Red Innovagro

imagen archivo_01.jpg

Catalogación