Recolectoras se preparan para la quinta Fiesta del Hongo Silvestre que realizarán en abril

PAILLACO. La agrupación "Domo Peuma" nació en 2015. Sus desafíos son trasladar la planta procesadora y obtener la resolución sanitaria.

28-dic-2018

María Alejandra Pino C.

A 40 kilómetros de Valdivia, en el sector Huequecura ubicado en el camino viejo a La Unión, la agrupación "Domo Peuma" (Sueño de Mujer) tiene su planta procesadora de hongos. Allí, las socias se preparan actualmente para el principal evento de cada año: la Fiesta del Hongo Silvestre, que el último sábado de abril de 2019 cumplirá su quinta versión.

La actividad será organizada íntegramente por la agrupación con el apoyo de las cuatro empresas forestales presentes en el sector: Mininco, Arauco, Anchile y Hancock.

Ximena Soto, presidenta de la agrupación, indicó que esta actividad "es la oportunidad de dar a conocer nuestros productos y donde entran hartos ingresos. Además, nos permite saber qué productos busca la gente, lo que nos ha permitido mejorar la calidad y la presentación de éstos".

¿Qué cosechan? Principalmente, changle, loyo, pique, gargal, digüeñe, robellón y loyeta. "Entre cuatro y cinco mujeres salen a la recolección. Por ejemplo van durante todo un martes; el miércoles la jefa de cocina y su ayudante pesan el producto; luego se lava y se vuelve a pesar. Después, pasa a la zona limpia, donde la jefa de cocina selecciona los hongos, los divide entre los que sirven para ser deshidratados y los que sirven para ser envasados. Tratamos de aprovechar al máximo el producto", explicó Ximena Soto.

Posteriormente, se realiza el envasado y contabilizan. El proceso termina con el etiquetado y su almacenamiento en una despensa oscura. En general, la cosecha de los hongos se extiende desde fines de marzo hasta junio, excepto el digüeñe que crece en la primavera.

La jefa de cocina es María Díaz. Aprendió sobre la cosecha y envasado de los hongos de sus padres y abuelos. "Siempre recolectaban para comerlos fritos, con papas cocidas, para hacer empanadas con el changle, por ejemplo", contó.

"También aprendí de unas cuñadas que viven en Argentina. Ellas me enseñaron hace muchos años cómo se podían conservar y lo seguí haciendo para consumir los productos en mi casa", añadió.

Destacó que los hongos pueden ser preparados de múltiples formas. Al deshidratarlos -dijo- se mantienen por más tiempo y pueden ser añadidos, por ejemplo, a la masa de los tallarines caseros o ser usados en la preparación de las papas rellenas.

Origen

La agrupación "Domo Peuma" nació en 2015. Ximena Soto explicó que su conformación responde a la necesidad de buscar alternativas de trabajo en esos sectores rurales. "Hay mucha emigración de nuestra juventud hacia la ciudad. Aquí se sobrevive", afirmó.

Así, la Junta de Vecinos de La Plata-Los Ulmos, la cual preside Soto, impulsó la Fiesta del Hongo Silvestre. Tras este evento, crearon la agrupación.

La presencia de las empresas forestales favorece el trabajo que realizan. "Hay hongos que son exquisitos y que salen alrededor de los pinos. Estamos rodeados de forestales, cerca del 95% del terreno está destinado a ese rubro y vimos de esa 'desgracia' una oportunidad", señaló Soto.

A futuro

Desde su conformación, la agrupación de mujeres ha debido enfrentar también fracasos. La ejecución del proyecto financiado por FIA en el período 2016-2017 incluía la formalización de "Domo Peuma" como cooperativa. Sin embargo, ésta fue disuelta.

Ximena Soto explicó que el motivo fue la falta de conocimiento y de herramientas técnicas de las integrantes. "Pero desconocimiento no sólo de nosotros como socias, sino de los ejecutivos de los bancos, de los conservadores de bienes raíces".

"Al formar la cooperativa, pagamos todo lo que ganamos, porque había que pagar contador y todos los trámites bancarios y notariales y no entendíamos nada. Entonces, fue un fracaso y así seguramente les pasó a muchas cooperativas, porque el gobierno impulsó su creación, pero no hubo capacitación", añadió.

A pesar de esas dificultades, la agrupación se proyecta con nuevos desafíos. Uno de ellos, es obtener la resolución sanitaria, lo que les permitirá masificar la venta de sus productos, ya que actualmente los ofrecen sólo en la Feria del Hongo Silvestre y en servicios de banquetería que contratan las empresas forestales que las apoyan.

El trámite para obtener la autorización lo concretarán cuando cumplan otro de sus desafíos. "Donde está la planta ahora es un espacio arrendado y tenemos la posibilidad de trasladarnos a un espacio definitivo, que sea de la agrupación. Para ello estamos solicitando a través de Bienes Nacionales un terreno que está en el sector Los Ulmos", contó Soto.

Fuente: Diario Austral Valdivia

Catalogación

Ver más sobre: PIE Los Rios - PIE PFNM