Más del 80% de las empresas frutícolas del Maule presenta problemas de conectividad digital en sus huertos productivos

De acuerdo al estudio realizado por el Centro de Extensionismo Tecnológico Thinkagro, la baja cobertura de señal inalámbrica de internet y la mala calidad del servicio en zonas rurales, dificulta la adopción de nuevas tecnologías que pueden mejorar la competitividad del sector frutícola, aumentando la cantidad, calidad de la fruta exportada, lo que redunda en mayor precio.

20-ago-2019

Pese a que Chile figura como líder latinoamericano en conectividad digital con casi el 90 por ciento de penetración de internet en los hogares; en el mundo agrícola, la situación cambia radicalmente.

Según un estudio realizado por el Centro de Extensionismo Thinkagro de la Universidad de Talca, solo el 17,8 por ciento de las empresas frutícolas posee conectividad inalámbrica en sus huertos productivos de difícil acceso; y de los que cuentan con algún grado de conectividad, la mitad declara necesitar mejoras en este ámbito. Esto se suma a otras brechas en el ámbito de la digitalización que existen en el sector frutícola y agroindustrial del país. Incluyendo la baja adopción de tecnologías de sensores de tipo IoT en sus predios (cercano al 10%) y bajo uso de software avanzado de tipo Data Analytics en sus negocios (cercano al 30%).

José Antonio Reyes Suárez, Director Ejecutivo de Thinkagro, explicó que esta problemática está impactando al este sector productivo, ya que limita el uso y adopción de nuevas tecnologías digitales que tienen el potencial de mejorar significativamente la competitividad del sector frutícola y agrícola del país. "Cuando hablamos de digitalización y de porqué esto es importante, los agricultores tienen claro que, teniendo más información, se pueden tomar mejores decisiones, lo que repercute directamente en un aumento de la cantidad y la calidad de la producción agrícola, y por tanto en los precios finales. Esto es de gran importancia en particular para el rubro de exportadores de fruta fresca".

AGRICULTURA 4.0

Y es que la agricultura está viviendo una revolución o transformación digital a nivel mundial y Chile no se puede quedar atrás. Este proceso denominado Agricultura Inteligente o SmartAgro, se basa en la posibilidad actual que nos entrega la tecnología, de poder monitorear en tiempo real lo que está sucediendo en los predios agrícolas, mediante el uso intensivo de sensores ubicados en terreno, de imágenes satelitales o tomadas por drones, y registros que las personas van ingresando a sistemas de información. Toda esta información es enviada y procesada en la nube o en servidores dedicados y sistemas entregan recomendaciones sobre necesidades de riego o nutrientes en una zona específica del campo, riesgos de alguna enfermedad o plaga en los cultivos, o generar alertas tempranas por condiciones climáticas extremas.

Los beneficios de la agricultura 4.0 están asociados con un aumento en los rendimientos y calidad de los productos, junto con una disminución significativa en costos de producción. Lo que va en directa relación con aumento en los precios y de la competitividad general del sector.

"Necesitamos incorporar sensores de clima, de humedad y nutrición de suelo, estrés hídrico en hojas, entre otros, que nos entregan información certera respecto al estado de desarrollo de plantas, frutales y cultivos. El problema es que, aunque las empresas quisieran incorporarlos, no pueden porque falta infraestructura para lograr la conectividad que requieren estos sensores para poder transmitir la información automáticamente", indicó Reyes.

De acuerdo con Reyes, "estos cambios en el sector agrícola se han acelerado de manera importante a nivel mundial, y no solo en países mas desarrollados como USA y Australia, sino también en la Región, en países como Perú y Argentina, que son nuestros competidores directos en el mercado de fruta fresca de exportación".

Pese a que el país está lejos de los líderes en esta materia de conectividad, como Estados Unidos en donde más del 80 por ciento de los huertos productivos tienen conectividad; según José Antonio Reyes, este cambio involucra voluntad política y mayor conocimiento sobre la temática por parte de los tomadores de decisiones. "Existe la factibilidad de conectar estas zonas rápidamente, las compañías de telecomunicaciones tienen la capacidad técnica, sin embargo, hay que generar las condiciones que aseguren un número de clientes y usuarios para que esto sea una realidad. Debemos, desde el ámbito público y privado, impulsar la transformación digital del sector".

En algunos casos, Thinkagro ha paliado esta problemática apoyando a algunos productores que tienen problemas de conectividad en sus huertos, mediante uso de antenas repetidoras y configurando sistemas que aumentan alcance de señales. Sin embargo, esto implica mayor costo a productores.

Fuente: Thinkagro

Catalogación

Ver más sobre: PIE Maule