Introducción y Evaluación de Nuevas Variedades de Cítricos para Exportación

Objetivo general

Mejorar la calidad de los frutos cítricos en el país a través de la introducción y evaluacion sistemática de variedades adaptadas a las zonas productoras del país.

Objetivos específicos

Evaluar el comportamiento agronómico, la calidad de fruta y época de cosecha de 35 variedades de cítricos de reciente introducción al país, plantadas en bloques de evaluación en las zonas citrícolas nacionales de mayor potencial.; Establecer una zonificación citrícola en el país en base a la adaptación de las principales variedades de interés comercial en 7 zonas productoras de la zona central y el norte chico.; Seleccionar, introducir, verificar sanidad y propagar nuevas variedades de cítricos para el establecimiento de nuevos bloques de evaluación varietal y un programa permanente de desarrollo de variedades de cítricos.

Resultados

Las exportaciones de fruta fresca desde Chile experimentaron un gran crecimeinto durante la década de los ~80, pero la citricultura no tuvo ninguna relevancia a pesar del enorme mercado potencial que existía para estas frutas. En la década de los ~90, la apertura del mercado japones para los cítricos chilenos de exportación motivo un gran interés por parte de los productores y exportadores chilenos que deseaban agregar los cítricos a su ya variada oferta de frutas frescas al mercado internacional.Las especies contempladas para evaluar fueron: naranjas navel, naranjas comunes, pomelos e híbridos, mandarinas e híbridos y limoneros.La existencia de prácticamente una única zona climática productora de cítricos no permitía extender la oferta de fruta ( temprana, media estación y tardía), pero en Chile existen importantes diferencias climáticas entre las distintas regiones productoras que no han sido bien estudiadas en relación a la adaptabilidad de las distintas variedades en cuanto a época de cosecha y calidad potencial.Mediante la instalación de registradores de temperatura y el procesamiento de lso datos através de modelos de integración térmica y registros fenológicos de las variedades se intentará establecer una zonificación citrícola.