Maderas nativas chilenas: alternativas para la crianza de vinos finos

Objetivo general

El objetivo general de este estudio es evaluar distintas maderas nativas en la crianza de vinos tintos y blancos finos.

Objetivos específicos

Caracterizar física, química y sensorialmente las maderas de 15 especies nativas chilenas (sin tostar).Caracterizar física, química y sensorialmente las maderas de 15 especies nativas chilenas con un nivel medio de tostado.Evaluar las 15 especiesde maderas con tostado medio.

Resultados

Chile, en los últimos anos, ha aumentado en forma significativa su participación en el mercado de los vinos finos innovando en varias formas, ya sea en sus productos o en su proceso productivo. No solo se ha visto surgir una mayor cantidad de nuevas vinas, sino que también una gran gama de vinos (varietales de nuevas cepas, reservas, Premium, orgánicos, biodinámicos, etc.). La producción vitivinícola aparece como una de las actividades con mayor potencial dentro de las actividades silvoagropecuarias, especialmente por el hecho que se exporta un producto de alto valor agregado y con un mercado exportador, que gracias a los últimos tratados internacionales, se expande día a día, estimándose que para el ano 2010 se duplicará el ingreso por concepto de exportación alcanzado este último ano, llegando a la suma de US$1500 millones. Uno de los aspectos más importantes, para conseguir vino de excelente calidad, es el tipo de madera que se ocupa para la 'crianza' del vino, o sea en qué tipo de barrica se envejece este producto. Tradicionalmente se han ocupado, principalmente, dos especies de Quercus, conocidas comúnmente como roble americano (Quercus alba) y el roble francés (Quercus petraea). Ambos tipos de roble pertenecen a la familia de las Fagaceas, al igual que todas las especies del género Nothofagus de Chile. En los últimos anos se han hecho esfuerzos importantes por encontrar usos alternativos al bosque nativo chileno, que den a los pequenos propietarios una alternativa a la tala y degradación de éste. Es así como ha surgido una posibilidad interesante el de las plantas medicinales provenientes del bosque nativo, la extracción de aceites esenciales, el cultivo de frutos silvestres o la comercialización de follaje para arreglos florales. Todas estas innovaciones son potencialmente un ingreso extra para familias que viven en condiciones muy precarias en la zona centro-sur de Chile. En este proyecto se propone una nuevo uso sustentable para nuestros bosques nativos, como es el de utilizar maderas nativas como una alternativa en la crianza durante la producción de vinos de alta calidad. La idea es incorporarlas en sistemas alternativos de crianza ampliamente utilizados por las bodegas de vinos chilenas y extranjeras, como lo son las duelas de madera con diversos niveles de tostado.

Relacionados

2018Comercialización y Marketing - Envases y empaques - Funcionalidad alimentaria - Jóvenes - Tecnología de los alimentos - Tecnologías de proceso

Salchiñón, embutido vegetal a base de piñón