Alternativas Tecnológicas al Bromuro de Metilo para la Desinfección de Suelos en Cultivos Hortícolas

Objetivo general

a) Conocer sobre la base de la experiencia exitosa del Proyecto MP/ARG/97/186 desarrollado por el INTA en Argentina, la aplicación práctica y comercial de nuevas tecnologías de manejo y tratamiento de suelo para controlar la presencia de fitopatógenos. Esto, con el objeto de lograr una producción intensiva y sustentable de cultivos hortícolas, especialmente para tomate y primiento, tanto en invernaderos como al aire libre sin recurrir a la aplicación del fumigante bromuro y metilo.b) Desarrollar en Chile un programa de validación y ajuste tecnológico de algunas de estas técnicas, con el fin de dejar de usar el fumigante bromuro de metilo como parte del manejo habitual de tratamiento de suelo en cultivos intensivos, tanto en invernadero como al aire libre.

Objetivos específicos

Recorrer y conocer en Argentina experiencias exitosas de cultivo intensivo de tomate y pimiento en las cuales se practiquen métodos físicos de protección de estos cultivos (vapor, solarización), uso alternativo de otros agroquímicos, iniciativas de Manejo Integrado de Plagas (MIP).Promover y desarrollar y validar en terreno mediante ensayos demostrativos en predios de productores locales, la eficacia de estas tecnologías para enfrentar la presencia y prevalencia de los principales patógenos y plagas que atacan a los cultivos de tomate y pimiento.Coordinar y trabajar un programa de difusión y promoción de éstas tecnologías mediante: charlas técnicas, cursos destinados a profesionales y técnicos, cartillas divulgativas, boletines informativos, publicaciones en revistas técnicas y de difusión agrícola y a través del uso y llegada a diferentes medios de comunicación (prensa, radio, TV, et;)

Resultados

Chile resulta ser el cuarto país consumidor de Bromuro de Metilo (BRM) en América Latina después de México, Brasil y Argentina.Este fumigante se utiliza corrientemente en Chile para tratar suelos con el fin de controlar un amplio espectro de plagas y patógenos de diversos cultivos, que incluyen insectos, nemátodos, hongos, bacterias y malezas que en total demandan más del 70% del BRM importado. En 1996, Chile importó 393 TM Bromuro de Metilo, cerca de 100 TM más que dos anos anteriores. Yen 1998 las importaciones llegaron a 536,9 Ton, lo que equivale a214,8 Ton de Potencial Agotador de la Capa de Ozono (PAO). Sin embargo, Chile a suscrito como miembro del Protocolo de Montreal el Acuerdo Internacional que restringe el consumo de bromuro para los países en desarrollo. Esto implica que para el ano 2015 deberá dejar de u,sarse en el país (phase-out). De todas formas las restriccionescomenzarán a ser efectivas a partir del ano 2003 en que el límite de consumo para los países que suscriben este acuerdo será equivalente al promedio de consumo de los anos 95 al 98. Y desde el ano 2005 se deberá reducir este consumo en un 80%.En este contexto, actualmente se han realizado y se están realizando en diferentes países de América Latina y en todo el planeta investigaciones y proyectos demostrativos de aplicación de alternativas tecnológicas que permitan reemplazar el consumo de bromuro de metilo en las diversas aplicaciones. Uno de estos proyectos que acaba definalizar en mayo recién pasado es el Proyecto argentino desarrollado por el INTA en Ciudad de La Plata conocido como el Proyecto MP/ARG/97/186 'Alternativas al bromuro de metilo en la desinfección de suelo en cultivos de frutillas, tomates y flores de corte', cuyos resultados están disponibles y existen aplicaciones comerciales actualmente en funcionamiento.En Chile, este ano se dio inicio al 'Proyecto demostrativo de alternativas al bromuro de metilo, para la desinfección de suelos en tomate y pimiento' con financiamiento del Fondo Multilateral del Protocolo de Montreal y que está siendo ejecutado por el INIA CRI La Platina bajo la coordinación de la CONAMA y el Banco Mundial. Este sedesarrolla entre la V y VI Región trabajando directamente con productores que necesitan de innovaciones tecnológicas con las cuales puedan prescindir del bromuro de metilo como una práctica habitual en sus sistemas de manejo de suelo para los cultivos de tomate y pimiento.. Las alternativas que se están probando y validando en ensayos demostrativos bajo condiciones locales son vaporización, solarización, agroquímicos alternativos, substratos para almácigos.El uso intensivo del suelo y la práctica del monocultivo en la gran mayoría de las explotaciones comerciales ha implicado el uso frecuente y habitual del bromuro de metilo para resolver la mayoría de los problemas fitosanitarios asociados al suelo. En este sentido, los principales problemas fitosanitarios que deben abordarse son problemas denemátodos y hongos del suelo ( Phytophthora, PirenocHaeta licopersici, Clavibacte michiganensis, Verticillium dahliae, Fusarium oxisporum y Pythium spp entre otros).En este contexto, el INIA quiere potenciar los efectos multiplicativos del conocimiento de tecnologías alternativas al bromuro de metilo ya en uso en otros países y con resultados exitosos, conformando un número selecto de productores de larga trayectoria productiva que en companía de profesionales asesores de producción hortícola visiten,la experiencia argentina en este ámbito.