Identificación de variedades locales de hortalizas y de tecnologías adecuadas para la producción de antioxidantes y pigmentos naturales en la Región de Arica y Parinacota. Una alternativa de desarrollo agrícola

Objetivo general

Producir extractos de tomate y betarraga ricos en licopeno y antocianinas, a partir de especies cultivadas en el valle de Lluta.

Objetivos específicos

Establecer parcelas experimentales de tomate (cultivar e hibrido) y betarragas en el valle de Lluta ; Proponer mejoras agronómicas en el cultivo tradicional realizado en el valle de Lluta para estas dos hortalizas.; Monitorear y analizar el contenido de licopeno y antocianinas a lo largo del ciclo fenológico de ambos cultivos. ; Extraer pulpas de tomate y betarraga, buscando la mezcla de extracción más eficiente para estas condiciones.; Producir extractos de tomate y betarraga ricos en licopeno y antocianinas respectivamente

Resultados

Indudable es el valor e interés actual por la alimentación sana ligada al alto contenido de antioxidantes de algunas hortalizas y la utilización de pigmentos naturales en diversos ámbitos de los procesos industriales. Este tipo de sustancias son sintetizadas por la plantas en situaciones generales de estrés. En nuestras zonas de cultivo, especialmente el valle de Lluta, se presentan de forma permanente condiciones de estrés salino y alta radiación lumínica, condiciones que estimulan la síntesis de antioxidantes. Por estas razones nuestro interés científico-técnico de estudiar la posibilidad de buscar variedades en la región que posean un alto contenido de estas sustancias dadas las condiciones favorables para su síntesis (radiaciones en promedio de 1800 µmoles/m2cm y conductividades eléctricas sobre los 2 ds/m). Además, a través de la búsqueda y aplicación de tecnologías adecuadas para la obtención de estas sustancias, se pretende desarrollar formas alternativas para la productividad agrícola de la región dada la alta demanda de estos productos en los mercados actuales. Este proyecto tiene como objetivo generar una alternativa productiva al cultivo de hortalizas en nuestra región. A través del estudio y búsqueda de hortalizas locales que, dadas las condiciones ambientales de nuestros valles, sean capaces de sintetizar un alto contenido de antioxidantes y concentraciones elevadas de pigmentos vegetales. Estos productos poseen una alta demanda en diferentes sectores de la industria como el rubro cosmético, farmacéutico, industria alimentaría, cultura culinaria saludable, entre otros. Sabido es, que, bajo condiciones salinas o de alta radiación lumínica (condiciones de estrés) algunos vegetales sintetizan un alto contenido de antioxidantes que tienen como objetivo, combatir los procesos oxidativos provocados por las condiciones de estrés antes mencionadas. Estos altos contenidos de antioxidantes se acumulan en los tejidos vegetales y pueden ser usados en los seres humanos como elementos que retrasan los procesos oxidativo y prevención de algunos tipos de cáncer. Además la medicina moderna ha descubierto que estos compuestos pueden disminuir el colesterol y postergar algunos procesos de senescencia, En el ámbito de los pigmentos vegetales, la inocuidad alimentaría ha obligado a la industria productora de alimentos procesados a modificar el uso de preservantes y colorantes tradicional por otros de origen natural. Por esta razón, es de relevancia extraer y analizar los pigmentos vegetales de origen natural presentes en alguna de las hortalizas que se producen en nuestros valles, especialmente las cultivadas en el valle de Lluta, y determinar su potencial uso en las necesidades actuales del sector alimentario. Entre de las especies que pueden presentar un alto potencial en el contenido de estos elemento, como el licopeno, es el tomate (Solanum licopersicum). Esta especie representa la hortaliza mas cultivada en la región por lo que sería la especie que con mayores proyecciones en esta área. Además tenemos otro antioxidante y pigmento vegetal muy usado en la industria, como las antocianinas, que se encuentra en grandes cantidades en la betarraga cultivada especialmente en Lluta. Otra actividad asociada a este proyecto, es la búsqueda de las tecnologías más adecuadas, para potenciar la producción de antioxidantes abarcando, desde, el manejo agronómico, hasta, los procesos de obtención y extracción de estos compuestos. Esta iniciativa, parte por la preocupación de los propios agricultores del valle de Lluta, quienes que están siendo amenazados por la introducción de nuevas variedades, lo que trae como consecuencia la erosión genética y la pérdida de hortalizas con gran potencial en la producción de antioxidantes. Por esta razón, los agricultores desean dar mayor valor agregado a sus productos y buscar alternativas de producción por situaciones acontecidas con otros cultivos originarios. El presente estudio se ofrece como una buena

Relacionados

2019Funcionalidad alimentaria - Inocuidad alimentaria - Sustentabilidad - Tecnología de los alimentos

Primer Encuentro de Emprendedores para la Innovación en Alimentos en la Zona Norte